Bowman ayuda a reducir los costes de combustible en un viñedo australiano

Los intercambiadores de calor Bowman contribuyen a reducir el consumo de combustible en un viñedo australiano, como parte de un sistema de riego diseñado por los consultores Riverina Water Engineering y suministrado por el distribuidor australiano de Bowman, Luxford Marine Industrial Solutions.

El Viñedo de 165 hectáreas, en el 8a de Benerembah, Nueva Gales del Sur, produce una amplia gama de variedades de uva. Algunas de las vides tienen una longitud de hasta 800 metros, lo que significa que las bombas de riego requieren altas presiones durante su operación, dificultando el control del consumo de combustible del sistema.

Para abordar el problema, Riverina Water Engineering diseñó un nuevo sistema de riego por goteo llave en mano ideado para operar con el consumo práctico de combustible más bajo sin poner en peligro la integridad del sistema.

Los juegos de bombas incluyen dos motores turboalimentados Iveco de 6.7 litros que fueron suministrados sin sistema de refrigeración. En su lugar, Riverina Water Engineering reinstaló refrigeradores de aire de sobrealimentación (intercoolers) Bowman GK190 e intercambiadores de calor del tanque de cabecera FH300 en lugar de los radiadores e intercoolers originales. El agua de riego filtrada enfría ahora el aire de la combustión, a través del refrigerador del aire de sobrealimentación Bowman, reduciéndolo de 140 °C a 50 °C y permitiendo que los motores funcionen con la máxima eficiencia, al reducir el consumo de combustible a solo 13 litros de combustible por hora y motor, un ahorro significativo en comparación al sistema de riego anterior.

Se eligieron intercambiadores de calor de tanques de cabecera y refrigeradores de aire de sobrealimentación Bowman, ya que son una forma eficiente de enfriar tanto el aire de la combustión como el agua de la camisa del motor. El alto nivel de refrigeración proporcionado ayuda a garantizar que los motores diésel funcionen a su temperatura óptima, lo que contribuye a la eficiencia del combustible, ¡incluso en el desafiante clima de verano de Nueva Gales del Sur!